“Aprende Sonriendo".

El Centro Dental Integral Albayda está muy sensibilizado con la formación y concienciación a las familias sobre la salud dental. Una buena limpieza e higiene oral en los bebés es un factor esencial para evitar la caries y las enfermedades de las encías. Un comienzo temprano de higiene bucal en el bebé, es primordial, ya que éste se encuentra en fase oral pasiva, llegando a disfrutar del masaje de boca y encías realizado por sus padres.

Dental Albayda aconseja a las familias y pacientes que tienen niñ@s en temprana edad:

1.- Desde nacimiento: limpieza de encías con dedal silicona (1 vez día), siendo buen momento tras el baño nocturno. 4.- Al salir demás dientes y muelas: cepillo dental y pasar hilo dental por la noche o posicionadores de hilo adecuados.
2.- 6 meses: higiene bucal (2 veces al día) con la erupción de primeros dientes: encías, paladar y lengua (dedal silicona). 5.- Establecer buenas prácticas y hábitos orales desde temprana edad, creando un patrón de limpieza que perdure.
3.- 1 año: usar cepillo dental infantil y sólo con agua si no come dulces y usar pasta de 1000 ppm de flúor con poca cantidad “grano de lenteja”. 6.- Debemos dejar que l@s niñ@s experimenten y jueguen con los cepillos, sugiriendo que el adulto acompañe al infante hasta que tenga capacidad motórica adecuada (5/6 años)

La concienciación de salud dental a una temprana edad ha implicado a nuestro Centro Dental a crear un novedoso proyecto educativo infantil “Aprende Sonriendo” g​ ratuito de 3 a 5 años, el cual consta de una 1a consulta de diagnóstico y revisión, más sesión educativa de concienciación e higiene bucodental para los niñ@s. Este proyecto anticipa la cobertura gratuita de la Junta de Andalucía del Plan Andaluz de Salud Dental Infantil (PADI).

Somos pioneros en la incorporación de un novedoso dispositivo electrónico orientado al bienestar de nuestros pacientes, llamado Kit Calm, que mejora la comunicación entre el dentista y pacientes más pequeños. Consiste en un pulsador que se entrega al niñ@ para poder comunicarse con el doctor o con la higienista que le está tratando, aportándole tranquilidad, sensación de control y favoreciendo que el tratamiento sea más rápido. Si el paciente, pulsa el botón, Kit Calm emite un agradable sonido y una señal luminosa que advierte al dentista o a la auxiliar.