"Porque nunca es tarde para la Ortodoncia".

Las causas de que tengamos que tener ortodoncia son diversas: a) Crecida de dientes desparejos o superpuestos. b) Crecida de dientes torcidos. c) Las bocas son demasiado pequeñas y los dientes se agolpan y se mueven hacia posiciones torcidas. d) Mandíbula superior e inferior no son del mismo tamaño e) La mitad inferior de la mandíbula es demasiado pequeña y la mandíbula superior cuelgue (sobremordida). f) Lo contrario (submordida).

Los tipos de trastornos dentales tienen un mismo nombre médico: maloclusión. Esta palabra deriva del latín "m​ ala mordida​". En la mayoría de los casos, una "mala mordida" no es culpa de nadie; los dientes desparejos, las sobremordidas, separación de dientes, cruzamiento, apiñamiento, las submordidas... suelen ser en su mayoría características heredadas.

La maloclusión puede ser un problema porque interfiere con la masticación adecuada — los dientes torcidos que no están bien alineados no funcionan tan bien como los derechos. Como la masticación es la primera parte al comer y digerir, resulta importante que los dientes puedan realizar el trabajo. Los dientes que no están bien alineados también pueden ser difíciles de cepillar y mantener limpios, lo que puede causar dientes picados, caries y enfermedad de las encías. Y finalmente, muchas personas que tienen los dientes torcidos pueden sentirse cohibidos respecto a cómo se ven; los aparatos de ortodoncia pueden ayudarlos a sentirse mejor con su sonrisa y su apariencia completa.