• "Una mirada diferente e innovadora".

    Las prótesis dentales son pequeñas reparaciones de los dientes (caídos, desgastados, rotos... y que han dejado huecos en dentadura). En dicha pérdida u oquedad, el especialista protésico realiza un dispositivo artificial haciéndose parecer al diente original, que posteriormente colocará el odontólogo.

 

 

 

 

Las prótesis dentales son de materiales no tóxicos, cómodos y hechos a la medida del paciente para lograr completar la dentadura y que luzca lo más natural posible (gama de colores, grieta dental...). Su cometido es: rellenar los espacios vacíos y recuperar la dentadura completa, evitar problemas futuros (acumulación de comida en huecos, caries en dientes contiguos, mal aliento...).

El objetivo de las prótesis dentales son la prevención de deformaciones maxilares y el nuevo acomodamiento de los restantes dientes de la arcada (apiñamiento, separación y des-alineamiento dental.

Entre la tipología de prótesis dentales podemos destacar las fijas y removibles:

1.- Prótesis parcial removible: los pacientes pueden remover la prótesis cuando lo deseen. Se mantienen con retenedores de metal fino sobre dientes sanos y con dientes de resina. 2.- Las prótesis fijas son lo más semejante a la dentadura del paciente antes de su pérdida. Al ser fijas únicamente el odontólogo puede poner y quitar. Se puede sujetar la prótesis a dientes saludables (coronas o puentes) sobre el espacio vacío o para cubrir dientes rotos o muy pequeños. También es posible poner prótesis fija sobre implantes dentales.